Make your own free website on Tripod.com

Los Diablos Rojos

...Diablosrojos

Home
Fotologs
El Bocha
Idolos
Fotos
Contacto
Mensajes
copas
Campeonatos
Canciones

Si a las necesidades futbolísticas de Independiente hay que vestirlas despacio por sus apuros, Rodrigo Díaz sería un sastre ideal. Y no se trata simplemente de su pseuda renguera o de su aparición fantasmal (de los fantasmas buenos) en los segundos tiempos. El único enganche natural del equipo se ha convertido, con apenas 74 minutos y dos goles en tres partidos, en el segundo mejor jugador del Rojo con un 7 como promedio Olé (a sólo 0,5 del Rolfi Montenegro). Y, aquí la ya no tan sorpresa, siempre ingresando desde el banco. ¿Qué? ¿No está para titular? "Quizás hoy no llego al primer partido porque vengo trabajando de modo diferenciado", había comentado hace 29 días, minutos después de su primer entrenamiento. Sin embargo, ante Colón entró para hacer la diferencia y para ganarse un lugar en la consideración del hincha, que lo reclama. Y los rendimientos parecen haberlo envalentonado tras convertirse en la figura de Burruchaga ante Boca. ¿Y ahora?

—La pregunta del millón. ¿Cómo te sentís hoy?

—Con muchas ganas. Hace casi un mes que estoy entrenándome con el equipo y uno ya se siente para jugar de entrada. Ahora será cuestión del técnico, pero me recuperé mucho en lo físico. También en los minutos que me tocó jugar, creo haber rendido. Espero la posibilidad de poder estar entre los 11 titulares.

—Tras la primera práctica blanqueaste que, con suerte, contra Colón podías aspirar al banco. ¿Ahora estás a punto?

—Hoy estoy mucho mejor. No sé si al 100% como para aguantar los 90''. Pero que me siento mejor, no tengo dudas. Ante Colón y Belgrano no tenía la esperanza de estar ni entre los concentrados... Aunque tuve momentos favorables. Así agarré ritmo de partido. Hoy estoy para jugar y no tengo excusas de que aún no consigo la plenitud.

Pensar en ser titular es una historia. Creer en disputar un partido entero, otra muy distinta. El Rengo sólo tuvo una vez, durante el 2006, un juego íntegro. Y sucedió hace lejanos seis meses con Toluca (2-3 ante el Morelia, 25 de febrero). ¿Podrá repetirse el gusto?

—Decís que no estás al 100% pero que podés ir de entrada. ¿Cuántos minutos asegurás de nivel?

—No lo sé. Con Boca me costó mucho cambiar el aire. A veces uno piensa que no está para 90'' pero también se hace complicado entrar de recambio. Acá se dio la suerte de que me acoplé bien. Si se da de entrada, mejor. De lo contrario, quedás obligado a encontrarle la vuelta al partido de inmediato. Igual, que el equipo haya conseguido claridad en los segundos tiempos me ha favorecido.

—Como titular, ¿podrás exhibir la explosión que hoy mostrás de a ratos?

—Tendré que manejar la ansiedad. Los deseos de demostrar te pueden llevar a cometer errores. Pero estoy para ganarme un lugar.

                                                                                   Fuente: ole.com.ar

                                                                Web-Master, Todos los derechos reservados®2003-2007